La prueba de que Messi es un cretino

A Messi le acaban de dar un trofeo por ser el mejor jugador de la copa. Como siempre, subió sonámbulo, papaloteando y con la cabeza en otro lado. Es como Harrison Ford, va más dormido que despierto, hace lo suyo y cobra una millonada.

Su actitud, de robot, de ensimismado, se resumen en este Vine. Mientras el entrenador le hablaba al equipo, Messi simplemente se va.