Lo mejor del 2014: JJ Abrams y el nuevo rumbo de Star Wars (a propósito de The Force Awakens)

El día que despidieron a Ese Geek

De Star Wars, Disney y el hombre que le debe todo a Tom Cruise.

Varios no lo recuerdan pero a inicios de los dos miles, Disney (el corporativo) no la pasaba tan bien en el negocio de las producciones cinematográficas. Enfrentaba la amenaza de que Pixar decidiera no renovar contrata de distribución con ellos e irse a los brazos de la competencia (te estamos viendo, 20th Century) o bien ser una potencia independiente. Asimismo, su área de animación estaba sumida en la mediocridad comercial debido a que el público generalista le dio la espalda a las producciones de animación tradicional. Bodrios como La Familia del Futuro o aquella película de un pollo con lentes no ayudaban a su entrada a la animación computarizada. Ni hablar de sus producciones con humanos, lejos estaban los tiempos de Querida Encogí a los Niños.

Cambios directivos y adquisiciones después, el estudio del ratón volvía a estar bajo buen camino. Lo esencial es que finalmente estuvieron en buenos términos con Pixar en un trámite en el que prácticamente ambas empresas se estaban adquiriendo mutuamente, dejando a Steve Jobs como el mayor accionista individual de la empresa. Los directivos de Pixar se integrarían de esta manera como los jefes de animación tanto para Pixar (ese estudio rarísimo con mucho corazón) como para los clásicos animados de Walt Disney. Por otro lado, la mancuerna con el productor Jerry Bruckheimer (Michael Bay antes de Michael Bay, prácticamente) generó una franquicia de esas que imprimen dinero: Piratas del Caribe, basada en un ride Disneyland. Su negocio de películas con humanos estaba de vuelta entre los vivos. Y luego vinieron doscientas películas con The Rock como niñera.

A todos nos agarró por sorpresa que Disney, de la nada, adquiriera a Marvel en su totalidad. No solamente los cómics, o las películas, o los juguetes. A todo Marvel, empresa que junto con Paramount desarrollaba el volver personajes segundones de los comics en las franquicias más poderosas sobre la tierra. Y así llegó Iron Man. El cine de acción, de superhéroes, de verano y fantástico tiene un antes y después de Tony Stark. La casa de las ideas de esta manera se consolidaba como un gran estudio cinematográfico, financiado por Walt Disney.

Lo que faltaba: Disney compró Lucasfilm a George Lucas, contrataron a Kathleen Keneddy (mano derecha de Spielberg) y anunciaron las intenciones de revivir la franquicia de Star Wars. Que sí, mucha guerra de clones y videojuegas, pero llevaba muerta desde El Regreso del Jedi, lo siento. Empezaba la búsqueda de un director y de entre todas las posiblidades (incluso con sus vecinos corporativos) eligieron al hombre que volvió relevante a Star Trek de nuevo: JJ Abrams. Justo a él, cosa que sonaba bastante podrida.

El genio, “ese geek”

En This is 40, de Judd Apatow, la hija del protagonista (Paul Rudd) está obsesionada con ver Lost en su totalidad por medio de Netflix, lo que causa algunas molestias a sus padres, para acabar mencionando “maldito JJ Abrams, ese geek”. Oración que no puede estar más errónea pero es tan típica para referirse al supuesto creador de Lost.

Drew Goddard y Damon Lindelof son los otros dos padres de aquella serie del misterioso avión y la isla con el monstruo de humo, si es que podemos resumir en una oración esa trama esquizofrénica y de altibajos que definió la mitad de los dos miles. El involucramiento de Abrams fue bastante limitado y su triunfal regreso fue en la premiere de la tercera temporada, si bien tiene responsabilidad en la creación, los verdaderos cerebros fueron los otros dos. Lindelof ayudó en Prometeo de Ridley Scott y Goddard tendrá proyectos con Sony para la franquicia del Hombre Araña, además de muchísimas cosas que han hecho sin la sombra de Abrams, quien si se puede atribuir haber cooperado al ego de Tom Cruise por medio de la grandiosa Misión Imposible 3, además de dar la alternativa a Brad Bird para la cuarta entrega.  Abrams también merece un aplauso por sus dos versiones de Star Trek, una fantasía nerd con mucho lens-flare.

En televisión es otra historia. Fringe es una serie de culto creada por Abrams y sus secuaces Orci/Kurtzman, pero también podrían serlo Nurse Jackie, Weeds y Don’t Trust the Bitch, así es que es estos fenómenos en los que los fans se sienten bien por ver algo supuesta diferente y que no es para todos pero finalmente en un mundo de The Big Bang Theory, no todos pueden ser Seinfeld.

Believe, de Abrams y Alfonso Cuarón fracasó de manera miserable, así como Alcatraz y Almost Human. Su única producción en el aire es Person of Interest, un hit silencioso que tiene más mérito en que es guionizada por Jonathan Nolan, hermanos de Cristopher y coguionista de The Dark Knight. De hecho es una especie de Batman sin Batman, así como Arrow.

Si nos vamos más atrás, Alias es un serial con una fanaticada equiparable a la de Buffy, mientras que Felicity indudablemente es un clásico pero no nos deja de traer a la cabeza que es extraño que el supuesto sucesor de Spielberg haya iniciado con una comedia dramática acerca de lo difícil que es crecer luego de la universidad.

La joya: Super 8

Junto con Misión Imposible 3 y la primera Star Trek, Super 8 es una de esas cosas hermosas que rara vez vemos en el cine de las grandes distribuidoras. En primera, es una producción con muchísimo corazón, un homenaje a Los Goonies, E.T. y a mil cosas más, además de ser la historia más autobiográfica de Abrams. Por si fuera poco, es producida por Spielberg.

Tal vez sea de las películas menos conocidas por esa masa amorfa que va a los cines, pero me atrevería a decir que es la mejor del director debido a las relaciones entre sus personajes, valiéndose de que el cine no es acerca de héroes o efectos, sino de las historias entre sus protagonistas. Aparte, retoma un ambiente ochenterísimo, que es relatar las cosas desde el punto de vista del niño que está dejando de serlo. Los Goonies a todo lo que da.

El Monstruo

Un asterisco en la carrera de JJ Abrams es Cloverfield, una película que fue de las primeras en volver a poner de moda el ser una experiencia, más que una actividad en la que apagas tu cerebro, sales de la sala y ya se acabó todo. Si bien es nada nuevo el que sea grabada como si fuera una cinta de Handycam encontrada (Bruja de Blair, sí), su contexto es demasiado interesante y te exigía haber entrado a todos y cada uno de los sitios virales para entender porque carajo había pasado la destrucción por el monstruo en Nueva York, además de las motivaciones de los personajes. Un amigo me dijo que para nada iba a buscar media hora en MySpaces falsos, videos de YouTube y sitios virales pagados por el estudio para entender todo, que no friegue, que eso no era cine. Yo digo que está orate, que más bien estamos ante un director que no toma por idiota a su audiencia.

El trabajo soñado

movies-george-lucas-kathleen-kennedy-jj-abrams-star-wars

Un cineasta con una carrera que si bien en el balance es notable para su ya no tan joven edad, definitivamente no es el tipo que se comprometería con una saga cinematográfica en su totalidad. Menos con algo como Star Wars, con todo y que la filmación de este tipo de películas es aburridísima debido a sesiones de grabación sin final en lotes de pantalla verde, por el exceso de efectos especiales. ¿Mencioné que se graba en Londres y las escenas del desierto son en Marruecos?

Se tenía ya a un guionista despedido, el mismo de Toy Story 3, cuyo tratamiento de guión reescribieron el mismo Abrams y Lawrence Kasdan (veterano de la primera trilogía). Ojo, porque se rumoraba que Michael Arndt salió de la producción para empezar a planear los siguientes episodios (XVII y IX). Cosa que al final fue una falsedad y confirma que no había cohesión alguna en el equipo: Rian Johnson será el escritor y guionista de Episodio XVII mientras que al menos hará la línea para el IX.

La verdadera nota es esta: Abrams está fuera. No será el arquitecto de toda la trilogía, no será su Joss Whedon o Kevin Feige.

Cosa que no tiene nada de malo, porque la infelicidad en ese set se huele hasta en los comunicados de prensa. Y si algo nos enseña la gerencia de Disney sobre Marvel, es que los directores son lo más prescindible de las películas, un ejército de guionistas y una mano rectora son todo lo que necesitan.

Pregunten a Edgar Wright.

Publicado originalmente en /AUTONOMÍA, suplemento de La Jornada Aguascalientes en primavera del 2014

* Francisco Trejo es editor de Benshorts.mx

 

Remedios, por supuesto, va a cambiar su vida. Naturalmente, no es tan f’cil de seleccionar bien pensado de farmacia en lnea. As que es importante aprender acerca de Kamagra Oral Jelly De la India. їQu lata pedir los pacientes a un profesional de la salud antes de tomar Kamagra? Mientras que la violación de la función erctil es m’s comn en hombres mayores de sesenta aсos, los hombres de cualquier edad pueden desarrollar problemas de salud sexual. їCуmo puede leer la informaciуn derecho acerca de ? Las publicaciones de los buceadores prestan atenciуn a asuntos como . Una investigaciуn cientfica encontrу que sуlo el 14 por ciento de los personas que tomaban Bupropion hablaban de problemas de salud sexual. Si experimenta cualquier efecto secundario que usted cree que lata ser debido a este medicamento, hable con su terapeuta sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *