El Corona Capital se puso "Glasto", o como acabamos con las botas destruidas

Desde que empezamos a hacer la cobertura del Corona Capital para Benshorts.mx, — o como lo llamamos ahora, el Glasto mexicano (Ajá) — no tenía muy claro a quién ir a ver, es decir, no había planeado asistir al festival hasta la semana del mismo, nunca hice mi horario y por supuesto que jamás recargué la dichosa pulsera, era obvio, y aunque tal vez debí organizarme un poco con eso del itinerario, hubiera sido imposible llevarlo a cabo al pie de la letra, un pie bastante enlodado. – Por Uziel Palomino

B24

Que el brazalete esto, que el brazalete lo otro

B6

Gente que venía a ver a Steve Aoki y a Tiesto

La premisa del sábado era bastante simple: Ver a Jack White. Caminamos mucho hasta el acceso general, mismo que entre gorras swag multicolor, playeras de bandas que ni siquiera se iban a presentar y bicitaxis que cobraban 40 pesos el viajecito, me daban la certeza de que la primera jornada del festival parecía prometedora. Logramos llegar a las puertas principales sólo para confirmar que en efecto, el brazalete sí era obligatorio, claro, sólo para tener el acceso, pues a la mayoría de los asistentes nos intercambiaron el boleto por la pulsera, una que por cierto me apretaron de más el primer día y tuvimos que quemarla con un encendedor porque sentía que mi mano se iba a caer.

B21

Llegando a las pocas horas de sol que tendríamos para el sábado

B22

La primera del día

En fin. Hasta ahí todo iba bien, apretamos el paso para alcanzar a ver las ultimas 3 canciones de Real Estate porque llegamos retrasados, de ahí nos movimos a ver un poco del hijo de John Lennon con GOASTT, y posteriormente decidimos que lo mejor era buscar qué diablos comer, especialmente por el exagerado costo de los alimentos dentro de la curva, –no se diga de la cerveza— hamburguesas muy caras, crepas extrañas, hot dogs muy pobres y sorprendentes tacos de canasta de 60 pesos la orden con 5 piezas.

Al principio fue incontenible mi asombro por el elevado precio de ese quinteto vaporoso, pero luego de ver el producto muestra en las charolas de algunos comensales alrededor, fue la mejor opción que pude tomar, especialmente los de cochinita y su bolsita de salsa. Además, tenían el mejor nombre y hasta dulce incluido para calmar los espíritus halitosos luego del monchis.

B8

Los de cochinita eran los ganadores

B9

Tacos finos de canasta “La Abuela”

Ya estábamos en la Bizco y Hercvles & Love Affair ya hacía sonar uno de los mejores shows que la carpa tuvo durante todo el fin de semana, sobre todo para aquellos que conocían las versiones de estudio, pues la banda decidió transformarlas a épicos movimientos en vivo que sólo se pueden presenciar en un concierto. Estrellita para el baile y el poncho multicolor de esas horas. Caminamos hasta el escenario principal para ver un poco de Best Coast, regresamos a la zona de comida y en alguna parte de todo este embrollo me encontré con amigos que no veía desde hace años, –creo que fue muy extraño dar con mucha gente que no imaginé, quizás fue de lo más inusual del festival—abrazos, la selfie, se fueron a Holy Ghost, me fui a Little Dragon.

B18

Hercvleanos amorosos

B5

Cerveza de 90$

Little Dragon era una de las bandas que más quería ver, su último disco está tremendo y sus shows en vivo son de lo mejor, lamentablemente para muchos, la lluvia que luego nos privaría de ver a Jack White y a MGMT, (sí, no me quedé) comenzaba a la mitad del show de los suecos, aunque levemente. Decidimos refugiarnos de nuevo en la Bizco, estaba comenzado Gusgus, a quienes ya había escuchado anteriormente. Su show fue muy bueno, en verdad, creo que para redondear, fue de las mejores carpas pese a la gigante laguna que se formó ambos días.

B10

Gente que disfruta la intensidad del futibol

B20

En Glasgow, digo, camino al escenario Corona

B1

Aún viven

Seguía lloviendo, caminamos hacia el escenario principal de nuevo para tomar un lugar decente para cuando MGMT o Jack White salieran, lamentablemente para mí, y mucha, mucha, mucha gente, la tormenta que cayó fue terrible y los impermeables que vendían no eran más que bolsas y capas de hobbit de 25 pesos que se te romperían en cualquier llovizna. Todo era un caos en ese momento; me enteré que Massive Attack canceló a los pocos minutos de estar tocando, MGMT no salía, SBTRKT estaba retrasado, el Corona Capital estaba a punto de morir ahogado y yo de neumonía. Salí del recinto con la extinta esperanza de seguir viendo los shows que faltaban hasta ese momento, la calle terriblemente inundada al igual que el Foro Sol, el metro cerrado y todos oliendo a perro mojado. ¿Qué pasó después? Notificaciones en el metro que anunciaban que Jack White reanudaba el festival. Oh, muy tarde.

B28

Alguien y sus botas de perrito mojado

Es de reconocerse que muchas personas esperaron el final del día, y vaya que lo hicieron, mis respetos, yo honestamente no pude resistir mucho más, sobre todo por el entumecimiento de mis pies y la sopa andante en la que me había convertido.

Llegamos el domingo con la leve esperanza de que el panorama mejorara un poco, no fue así. Lodo everywhere! Aún sigo pensando que alguien murió hundido entre tanta masa de tierra mojada. Cansado, a medio dormir, pero era el momento de terminar la jornada así que le dimos.

B13

Domingo y nadie venía de misa

B11

Que Chichis pa’ la banda

B26

¿Qué nadie tenía frío?

Nos quedamos de ver con unos amigos en uno de los escenarios abiertos, aunque la lluvia decidió comenzar desde temprano y tuvimos que alejarnos del lugar. Durante una hora aproximadamente estuve de nueva cuenta bajo el techo del Bizco preocupándome más por no estar pisando la laguna que por saber quién diablos estaba tocando en ese momento. Estaba divirtiéndome más al ver cómo la gente se resbalaba, se hundía, arruinaba sus zapatos, e incluso, portaban sandalias para sentirse en algún balneario bastante sucio.

Logramos salir para enfrentarnos a la difícil decisión sobre qué comer por segunda ocasión, sobre todo porque jamás volví a ver a los vendedores de arroz que luego rondaban por la zona, ¿Qué pasó? Tacos “La Abuela”, again. Ahora fueron todos de cochinita.

B14

Sin caerse amigo de pantalón amarillo

B15

Hasta ahí llegué, perdoname Serge

Chvrches de lejos, los baños de cerca. Era como esperar sobre arenas movedizas en una larga fila de mínimo 20 minutos. Sólo alcancé a escuchar a St.Vincent a lo lejos y embarqué hacia un Kasabian retrasado y basado en un islote rodeado de gente que no se acercaría al enorme encharcamiento que se hizo alrededor del escenario. ¿Sergio Pizzorno y compañía? Grandes. ¿La salida? No tanto. No pude calcular siquiera cuanto fue el tiempo que tomé en salir del tumulto hacia una zona donde pudiera sentarme y descansar para esperar por el show que más deseaba de la noche; no Beck, no Damon Albarn, no los Kings Of Leon, si Metronomy, la banda liderada por Joseph Mount y una de mis favoritas, ever.

¿Qué hay que decir de los ingleses? No mucho, lo dijeron sobre el escenario. Quizás lo mejor y lo que algunos pudieron notar es como la banda realiza sus conciertos con un formato similar al de sus discos; mezclando canciones e interludios instrumentales que todos finalmente coreamos pese a la ausencia de la letra. ¿Al final? La escénica actuación de Lykke Li. No soy tan fan de la muchacha, pero trae un gran equipo tras de sí.

B3

Se nos fue el santo dominical

B4

“And now you’re giving me the look”

¿Cuántas bandas vi? No recuerdo y no porque haya visto muchas. ¿Qué sí recuerdo? Sentirnos en una versión más precaria que el alejado festival de Glasgow. ¿La lluvia afectó el festival? Mucho. El lodo, ni se diga. ¿Me enfermé? Un poco.

Luego de dos extenuantes días de festival el Corona Capital se terminó, y aunque el lodo haya sido el protagonista de un evento musical en el que las inclemencias del clima hicieron de las suyas y los organizadores no pudieron más que tratar de sobrellevar el fin de semana, sí es de remarcar que varios factores negativos influyeron para hacer de éste, una oferta que no cumplió este año: los fallidos brazaletes, el insuficiente numero de baños, un escenario inundado, ausencia de medidas de prevención contra una tormenta que ya se anunciaba desde hace semanas, los retrasos obligados, horarios cruzados y un impresionante cartel que sería imposible presenciar a menos que pudieras dividirte en cinco partes iguales en un festival que cada año eleva más sus costos.

Como sea, nuestras botas sufrieron por intentar ver a nuestras bandas favoritas, aunque quizás para más de uno, haya valido la pena semejante diluvio. ¿Mi Corona Capital? Metronomy y unos vans que siguen en el cuarto de lavado.

**

478651_10200530922829646_152217584_o

Uziel Palomino es periodista musical | Ha colaborado en La Jornada Aguascalientes, Círculo Mixup, URL Magazine, Joyride Magazine y /AUTONOMÍA | Puedes seguirlo en@UzielPalomino | Le da risa la palabra ciruelo y su más reciente proyecto es Ultramarinos

Si te gustó nuestra cobertura del Corona Capital puedes seguir Ultramarinos en Twitter, tenemos sorpresas próximamente 😉

BrCnInUD

Remedios, por supuesto, va a cambiar su vida. Naturalmente, no es tan f’cil de seleccionar bien pensado de farmacia en lnea. As que es importante aprender acerca de Kamagra Oral Jelly De la India. їQu pueden pedir los pacientes a un profesional de la salud antes de tomar Kamagra? Mientras que la disfunciуn erctil es m’s comn en gente mayores de sesenta aсos, los gente de cualquier edad lata desarrollar problemas de salud sexual. їCуmo lata leer la informaciуn derecho acerca de ? Las publicaciones de los buceadores prestan atenciуn a asuntos como . Una investigaciуn cientfica encontrу que sуlo el 14 por ciento de los gente que tomaban Bupropion hablaban de problemas de salud sexual. Si experimenta cualquier efecto secundario que usted cree que puede ser debido a este medicamento, hable con su terapeuta sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *