6 Cosas que pasan cuando vas a un baño público

Empezaremos a ponernos un tanto escatológicos. Lo sentimos, era inevitable llegar a este punto pero es certero decir que a todos nos ha pasado algo terrible cuando estamos de pase, caminando, trabajando o la escuela. Es un acontecimiento terrible, de esos que dices oh por favor, a mi NUNCA pero finalmente no lo podemos evitar.

Es un tema que a roto amistades, noviazgos, ha hecho que gente pierda su trabajo. Es algo inerrarable.

Es ir a un baño público. Y para hacer del dos.

1. A mi nunca

Seguro has dicho, “GOEY ES QUE PORQUE LA GENTE CUANDO VA A UN BAÑO PÚBLICO HACE ASÍ, LO DEJAN ASQUEROSO”

“ASÍ”

Bueno, es que cuando te dan ganas y tienes que llegar a tales extremos. Es que algo no estaba bien allá adentro.

2. Que no haya nadie

Una vez que entraste tienes que asegurarte de que no existan intrusos. Entre más gente peor. Estás sudando del miedo, solamente quieres que la pesadilla acabe.

3. Encontrar un sanitario limpio

En una gasolinera es casi imposible a menos que acaben de limpiar pero me atrevería a decir que en un centro comercial es todavía peor por la gran cantidad de personas, en especial señores asquerosos y niños batidos.

Cuando eliges el sanitario más decente, hay que proceder a tapar donde uno se sienta con uno de esos protectores de papel o con todo el papel sanitario posible.

4. Soportar el ruido

Ya estás sentado y tienes la mala suerte de que al lado llega un Don de esos que suenan como metralleta. Sí, tú sabes de que te estoy hablando. Es súper incómodo saber que a menos de 30 centímetros de ti hay un sujeto haciendo lo mismo, es algo increíble en el mal sentido de la palabra.

Lo que yo hago desde hace años es taparme los oídos escuchando música, LO QUE SEA con mis audífonos de chicharo. Seguro vas a sudar más pero no importa, todo por no escuchar el espectáculo de la persona de al lado.

5. Fijarte que haya papel de baño

Es uno de mis más grandes miedos. De vez en cuando me pongo a pensar que haría si no hay papel ¿Llamaría a mi familia? ¿Mi novia? ¿Algún amigo? Es terrible.

Fíjate que haya. En serio, esos comerciales que hablan de asearse con hojas de periódicos y calcetines no dicen la verdad.

4281363025_e552a6931e_z

Vía: https://www.flickr.com/photos/daquellamanera/4281363025/ (CC)

6. Superar la traumática experiencia

Si te tardaste mucho es posible que tus acompañantes sospechen a donde fuiste. Si hay suficiente confianza seguro les dijiste. Vas a tardar un rato en quitarte el calor, los bochornos y sentirte como tú mismo. Es posible que no hayas realmente acabado y tengas que ir otra vez. Valora si no es necesario ir a tu casa.

Conozco a una persona que no pudo ir a baños públicos hasta los 19 años, pero ahora no hay ni quién la pare. No le importa que sea el baño de un amigo o el del trabajo o escuela. Caso contrario, hay quién nunca lo supera y maneja hasta su casa o tarda 40 minutos en terminar.

Es un tema díficil.

Aquí estamos para ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *