¿Qué hay que hacer mañana en Aguascalientes?

Ok, hoy viernes puedes ir a la exposición de Tonny Furia en el MAC8, además de dar un rondín por los bares del centro de nuestra ciudad. O si estás en ánimo de cenar y quieres gastar más de 20 pesos (no seas codo), puedes asistir a Las Alitas en Jardines o Norte ¡no están tan caras! (de hecho la cuenta te sale en menos que en cualquier pseudo bistro o deli del primer cuadro).

O si te sientes muy bohemio, puedes ir al homenaje a Chavela Vargas en la Plaza de Armas 😛

¿Y mañana sábado?

1378582_10201542059007754_1647410660_n

Cristian Tijeras pone música en el Bararte mañana sábado, además de Ricci Ramírez y Mao Misas, además de contar con la presencia de la gente de Plaza Paraíso y su propuesta en moda.

Además, estarán Los Amigos Invisibles, gratis en la Plaza de Armas.

¡No falten!

Cuatro historias sobre Aguascalientes de noche

robertoN
Alguna vez escuché que si el río suena es porque agua lleva y en casos de seguridad pública o convivencia urbana, cuando algo le pasa a un conocido es que la cosa está grave. Sucede que ya son varias las personas cercanas que me han señalado experiencias desfavorables durante fechas recientes en el centro de la ciudad. Esto de repente me hizo eco con lo que actualmente se vive en una de las zonas más pujantes de Guadalajara (el corredor Chapultepec y la colonia Americana), donde es de diario ver al menos una denuncia en redes sociales acerca de los “moto ratones” que aterrorizan las calles con asaltos, sino es que de algo peor. ¿Queremos llegar a eso?

A continuación cuatro anécdotas sobre la convivencia social en el centro de la ciudad. Ah, para el lector poco avispado: sí, también hay anécdotas buenas, pero estamos tratando el tema de la seguridad pública en vías de prevenir.

– Francisco Trejo

(Foto de Roberto Guerra)

Botellas como símbolo de valor

La parte de Madero que fue remodelada recientemente ciertamente no es la más vibrante o activa del centro histórico, sino más bien la actividad se encuentra por el cruce de Cosío, pero ha tenido un modesto auge, especialmente con dos establecimientos que le apuntan a un público generalista y sin pretensiones alternativas (como el que naturalmente colonizó Carranza hace un par de años).

Unos conocidos se encontraban celebrando un establecimiento cercano a Zaragoza, de esos que seguramente cerraran antes que los Hot Dogs de la esquina (esos estarán por siempre) cuando un grupo que podría entrar en la categoría de Mirrey (de petate) tuvo un altercado con una de las chavas. Un fresa la empujo y le tiro la cerveza, para posteriormente decirle que tuviera más cuidado (siendo que fue su culpa). El hervidero de emociones no se hizo esperar, para que finalmente uno de estos personajes de pelo en pecho y rosario declarará “tranquila gata, ustedes llevan dos cervezas consumidas y nosotros ya llevamos varias botellas, quién crees que vale más aquí”. La gerencia del lugar le dio la razón al patán, los invitaron a salirse y mis conocidos juraron nunca volver. Órale con el trato al cliente.

Córrele

Para algunos será molesta mi insistencia en que el público de Carranza ha cambiado, dejando de lado la audiencia alternativa para ahora albergar a fanáticos de las cumbias así como a los llamados fresas por medio del surgimiento de algunos establecimientos nuevos, sumando a que una audiencia con mayor poder adquisitivo ha dejado de ir a Colosio en busca de nuevos conceptos. Aquí entra otro hervidero de emociones entre dos tipos de audiencias, el típico resentimiento social está a flor de piel. Ni hablar de las ratas que están al acecho.

Sigue leyendo