Hellofood: Lo glorioso de no tener que hablar por teléfono para pedir comida

Definitivamente hay cosas que obligan a decir ¿por qué no se me ocurrieron? o ya de plano, si somos algo perezosos ¿por qué nadie antes lo había hecho?. Un ejemplo puede ser el atún en bolsita (¡no más latas!), mientras que si nos vamos a casos más extremos, simplemente hay que voltear a ver el éxito que están teniendo las aplicaciones para pedir taxis vía el smartphone, simplemente por la practicidad de una interacción sin fricciones para conseguir un servicio.

 

La verdad a mi me choca pedir comida por teléfono, en primera porque no soy muy fan de hablar con desconocidos y en segunda porque suele una experiencia caótica que requiere de tu total atención. Cosas como esperar a que dé el tono, ver si el encargado está de buenas, que te recite el menú, la expectativa de si sirven o no algún platillo, no entenderle a las promociones. ¡Es más! Hasta el asunto de que el repartidor tenga el cambio exacto es algo odioso ya que usualmente no queda claro por teléfono, no son pocas las veces que lo he tenido que acompañar a algún negocio cercano para que me de mi cambio de manera correcta.

 

Creo que Hellofood llega a resolver ese problema. En primera, tienes una interfaz rápida y limpia donde puedes observar las opciones para pedir alimentos en tu ciudad, así que tienes claro un mundo de opciones para saber si pedirás alitas, pizza, comida oriental o hasta una carne asada. Eliges, tienes claro el monto mínimo de consumo para el reparto, seleccionas tus cantidades y elementos concretos. ¡Con todo y la baba en la boca! Por si fuera poco, tienes un tiempo estimado de llegada.

 

Tal vez lo mejor sea que no te peleaste con un repartidor.

 

Es más, puede que lo más genial sea que puedes pagar con tarjeta de crédito o débito desde Hellofood o bien, que sería lo más común para muchos, pagar en efectivo y hasta indicar cuanto cambio debe de traer el repartidor. ¡A prueba de fallas!

 

Para esas veces que tenemos descargado el iPhone y somos tan flojos como para conectarlo, podemos usar la versión web de Hellofood en cualquier navegador en nuestra computadora. Algo padre de que tenga aplicaciones nativas para smartphones es que será una experiencia rápida y sin las trabas de muchos cobros vía Chrome o Safari.

 

¿Qué esperas para probar Hellofood? Es que en serio es algo tan duh, pedir comida a domiclio sin hablar por teléfono ¡Que ya me traigan las alitas!


La puedes bajar en la App Store para iOS, en Google Play para Android e incluso para Windows Phone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *