El Conjuro 2 va a tratar sobre Anabelle, más o menos

El Conjuro es una buena película que se toma muchos riesgos, empezando por la escena que abre: unos jóvenes que son aterrorizados en su departamento por una muñeca. Los Warren entran en una escena posterior y la muñeca es solamente un argumento para explicarnos que ellos son una especie de resuelve-misterios sobrenaturales. Es decir: la película trata de humanos, humano resolviendo el tema de una casa embrujado. La muñeca vuelve aparecer hasta ya entrada la película, como ejemplo de los peligros de todos aquellos objetos intervenidos por entidades sobrenaturales.

Lo que sigue de esta franquicia es algo más tradicional: la muñeca embrujada. Chucky.

Entre este placebo y la verdadera secuela de El Conjuro, falta que el director James Wan acabé Fast an Furious 7. El verdadero Conjuro 2 se planea incluso hasta 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *